Apto para valientes

José Bianco era “el meteorólogo de ojos claros de TN y eltrece” hasta la llegada de Irma y María, los huracanes que castigaron a Miami, Florida y México, Puerto Rico. La cobertura de las catástrofes naturales convirtió su labor en un inesperado “reality meteorológico” que ya tiene su segundo capítulo al aire, en vivo y en directo.

Lo que parecía un acierto para el canal de noticias y eltrece se convirtió en un descontrolado éxito que excedió el tiempo de aire.

El 10 de septiembre el fenómeno climatológico generó el interés del público, que llevó el encendido de la señal de a picos de 10 puntos, insólito para el cable, sumado al coraje para exponer su cuerpo ante el vendaval para no defraudar frente al compromiso de ofrecer el minuto a minuto de lo que pasaba.

Diez días después José Bianco tuvo una cita con María. Una nueva amenaza natural lo esperó con sus herramientas de trabajo, la experiencia y precaución. Los vientos huracanados de más de 150 km/h y la gran cantidad de agua volvieron a ser su mayor compañía a la espera de un buen retorno a Argentina.

El periodista tuvo pocos días de descanso y menos tiempo aún para repensar los riesgos tomados por “el deber llama”. Sin embargo, su valiente cobertura lo sentó en la mesa de Mirtha y hasta llegó a protagonizar un capítulo de House of grieta.

José Bianco atrapó al televidente por su profesionalismo delante de cámara a lo largo de las crónicas del terror que produjeron evacuados, muertos y grandes pérdidas. Pero también lo logró antes y después de salir al aire con el humor como protagonista de los textos y posteos en sus redes sociales asegurando volver “si Irma y María lo permiten”.

Un periodista del tiempo que desafió a la fuerza de la naturaleza, quizás sus dos mayores desafíos profesionales, y se convirtió en el galán de todos los vientos.

 

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *