Crítica: “Un show sin problemas”

Nicolás Magaldi se subió al proyecto que Canal 9 y Kuarzo Endemol pensaron para cambiar la primera hora de la tarde. El show del problema , un talk show que actuó desde el inicio como el disparador de un conocido viaje nostálgico por la tv.

Llevar la realidad a la pantalla y hacer protagonistas a desconocidos, con el fin de brindar un show a partir de la exposición entre el drama y el humor, no es una fórmula novedosa.
La primera entrega arrancó con un caso que generó más risas que preocupación, tanto para los involucrados como para el espectador.

screenshot_1
#DurmiendoConElPerro fue el nombre que recibió el primer conflicto, en el que un matrimonio de treinta años se encontraba en crisis por dormir durante ocho años con su perro en la cama. El segundo, una madre y un hijo de 20 años enfrentados por la falta de madurez del joven y de trabajo.

En la mecánica del show, se propone la versión de las dos partes, se presentan las pruebas – videos que daban cuenta de la veracidad del caso- y luego se da lugar para que interfiera la producción, y las dos tribunas – una a favor de cada parte – . Para dar por terminada la exposición, se presenta un testigo y un profesional. Luego de ese momento, llega el turno del veredicto, que es otorgado de común acuerdo entre las partes a través de “el cono del silencio”, una especie de cápsula transparente que encierra a los participantes para que hablen cara a cara y lleguen a una solución.

screenshot_2

En cuanto a la puesta a punto del programa, El show del problema se mostró colorido, con una conducción descontracturada, sólida y fluida. La inclusión de la tecnología funcionó desde una pantalla táctil sumada a los hashtags, propuestos por el ciclo, para interactuar con el televidente.

El verdadero problema es que no existe conflicto si las partes no lo expresan como tal. Pareciera que los enfrentamientos se dieron antes de llegar al programa, y su participación terminó como una simple exposición de una situación cotidiana.

screenshot_3

No existió conflicto ni tensión. La falta de ritmo terminó, inclusive, generando gracia, y la presentación de las pruebas terminó dando por seguro que intervienen las intenciones de que los encuentros prometan rozar lo bizarro.
Claro fue el ejemplo del primer caso. El perro fue la estrella del programa y montaron una habitación en el estudio para dar cuenta de cómo dormían en la cama los tres. Tanto el matrimonio como la tribuna y el conductor, no pudieron contener la risa.

Al menos en una primera entrega, El show del problema no quiso meterse en problemas. Quizá sea cuestión de tiempo, o tal vez este sea el camino que busca recorrer. En principio, show hubo, problemas no.

 

Gimena Lepere

gimena@television.com.ar

Comentarios

  • Reply Juan topo

    La mitad de las notas de la página son sobre esta mie#@. Cuanto le pagaron para publicitarla?

  • Reply Te Canto La Posta

    Magaldi estuvo bien, ya viene con experiencia de mediador entre posturas diferentes de “Remix de Noticias”. Parece que entendió o le hicieron entender que no hay que estar todo el tiempo arriba arengando diciendo que estás haciendo el mejor progama, la gente no es boba, si le gusta lo que pasa se queda viendo. Hay que ver si le meten algún caso más bizarro o si seguirán con este tipo de problemas “blancos”. Está bueno que el canal sume programación en vivo.

  • Reply Bokita

    Fracaso rotundo!!

  • Reply diego17

    La “madre” se parece a la que salía en showmatch aplaudiendo como locs

  • Reply GRACIELA GONZALEZ

    ES EL PERRO EL ASESINO DE LAS GALLINAS ,SE VE SE LAME ,LO HACE POR DAÑINO ,NO POR HAMBRE .VVIVI 55 AÑOS EN EL CAMPO ,ES EL PERRO..
    ME ENCANTA EL PROGRAMA ,(PERO NO IRIA JA JA ) BESOTES .

  • Reply GRACIELA GONZALEZ

    EL PROGRAMA DEL PERRO Y LAS GALLINAS ,ES EL PERRO QUIEN MATO LAS GALLINAS ,VIVI EN EL CAMPO Y ESE PERRO SE LAMIA DE SOLO VERLAS ..

  • Reply Kris

    Muy trucho, como este pais verguenza ajena da.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *