Crítica: “Es esa mi fortuna, es ese mi castigo”

Con esas palabras se luce el estribillo de la clásica canción de Cristian Castro aunque para la versión 2016 lo acompañó Brenda Asnicar. Pero no solo es la cortina musical, la frase también se encarga de resumir la prueba de fuego a la que se enfrenta la historia que carga con el peso de conquistar a la audiencia.

La llegada de Por amarte así generó sentimientos encontrados hasta el día de su estreno. El riesgo de traer el género de regreso a la pantalla de Telefe guardaba un poco de resentimiento, por lo lejos que podía quedar de las grandes historias extranjeras que conquistaron al televidente.

Kuarzo Endemol, CTV contenidos, Azteca films y Telefe se unieron para darle vida a los protagonistas que sorprendieron desde los primeros minutos de presentación.

Una estética más que aceptable, con un inicio panorámico del penal, donde la primera en marcar la diferencia fue Ailín Prandi, en la piel de Luz. La actriz, traída de Francia, desconectó a su marido, en estado terminal, de la asistencia mecánica que lo mantenía con vida.

Con una musicalización que se adaptó a la puesta dramática que requerían las escenas, llegó el turno de Gabriel Corrado, como Francisco, un abogado prestigioso que pronto se convirtió en el elegido de Luz.

El tercer turno fue para Gastón Sofritti, Manuel, un futbolista en ascenso que recibe la noticia de su pase al Barcelona pero, pronto su sueño se desmorona con la llegada de Brenda Asnicar, Mercedes. Al volante discutió con su novio, atropelló a Manuel, abandonó el cuerpo y lo dejó sin poder caminar.

La telenovela eligió para el primer capítulo dejar todo en claro. Los perfiles de los personajes y la función que tendrían dentro del relato despejó todas las dudas en el episodio de presentación.

Los tiempos, la tensión y el ritmo en las escenas se combinaron con diferentes flashbacks y un salto temporal para darle paso a la explicación de las futuras mentiras y verdades que esconde la historia.

Más allá del libro, Por amarte así mostró calidad en la realización, prolijidad en las actuaciones y atención en la conquista más difícil de los últimos tiempos de la televisión: el público.

Para llevarlo a cabo, sostuvo una imagen similar al de las telenovelas que la anteceden. Eso, tiene justificación. Es que la tarde de Telefe acostumbró a su platea a las historias de amor sin acento argentino. Por amarte así es la que se animó al desafío de mantener y, posiblemente, aumentar seguidores.

Un arranque que demostró que hay mucho más para contar y maniobró con las ganas de hacerlo en el capítulo que marcó sus primeros pasos.

La suerte está echada. Entre el amor y la responsabilidad, la clásica novela puede ser local. Habrá que esperar ese arriesgado resultado que se exprese por parte del público, de ahora en adelante.

 

Gimena Lepere

gimena@television.com.ar

Comentarios

  • Reply ignacio

    Guión inexistente, pésimas actuaciones y escenas que rozan el rídiculo. Después no se quejen que el público elige ficciones extranjeras. en síntesis, MALISIMA!

  • Reply HUGO DANIEL FIGUEIRA SANCHEZ

    QUE MALDAD. BASTANTE ACEPTABLE. CATERINE FULOP EN UN PAPEL DE BIPOLAR QUE NUNCA HIZO HASTA AHORA.AILIN PRANDI BIEN,Y LOS TEMAS COMO EUTANASIA,ABANDONO DE PERSONA.HOMOSEXUALIDAD,LOCURA,ETC SON LOS CONDIMENTOS. VEAMOS FICCIONES ARGENTINAS. VAMOS MI PAIS AL FRENTE !!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *