Como si eligiéramos Presidente

Las elecciones marcaron la agenda de las grillas sin importar el público que persiga a cada uno de los programas, sin embargo, con ya un nuevo gobierno en curso, la política sigue pisando firme y cada vez más fuerte a lo largo y a lo ancho de la tv.

editpolitica1
El lugar que parecía haber quedado solo para Intratables, y ya sin 678 en pantalla ni Bajada de línea, es La cornisa quien cobra protagonismo dentro del prime time de los domingos de América. Animales sueltos, abandonó por completo su pasado dedicado a la noche porteña, y los magazines no pueden dejarla de lado.

Leo Fariña, Lázaro Báez, La ley anti-despidos y Lilita Carrió se convirtieron en los protagonistas de mayor rotación de los canales. La política sigue invicta y ya no hay héroes ni heroínas que la superen. Intrusos, entre Gran hermano y la farándula siempre deja lugar para el poder. El diario de Mariana prefiere sentar a referentes de la política en su living descuidando las novedades del Bailando. Hasta Jorge Lanata intentará borrar su apuesta de conductor de juegos y volverá al centro de la escena con PPT. Ahora vuelve Gran cuñado, para no quitarle la política ni siquiera al entretenimiento. Telefe, el más negado a la actualidad por las tardes y la noche, aprovecha la comedia para incluir el género que domina la tv con NotiCampi.

La televisión no distingue géneros y se sujeta a la funcionalidad. El pasado no tan lejano atendió a la demanda e interés del televidente por el presente y futuro del País, y se centró en un presente irreversible. La política mide, rinde, funciona, en un país con pros, contras y competencias, como en la tele.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *