Con creatividad la industria se mantiene de pie

Con la pandemia provocada por el coronavirus fue inevitable que se produjeran grandes cambios. En lo que a la televisión argentina respecta, no sólo las tiras diarias se vieron afectadas, sino que los programas de entretenimiento, educativos y noticieros que se llevan a cabo diariamente tuvieron que modificar gran parte de su organización. 

Desde el comienzo del aislamiento, muchos programas realizaron una reducción de personal, haciendo rotaciones para que vaya la menor cantidad de trabajadores al estudio y así reducir las posibilidades de contagio. Esto provocó que muchas de las personalidades de la televisión, tanto conductores como panelistas, trabajaran de forma remota desde sus casas, lo que fue un gran desafío tanto para los protagonistas como para la producción ya que se tuvieron que amoldar a cada espacios,  y armar escenografías improvisadas para que pudieran trabajar cómodamente y brindar el mejor escenario posible para el público.

Además, las escenografías de los diferentes estudios también tuvieron que modificarse para poder respetar los protocolos y la distancia social correspondiente para poder seguir haciendo los programas. Todo esto en cuestión de días.

Otro aspecto a destacar, fue el aumento de móviles, ya que muchas de las entrevistas tanto a profesionales de la salud, como a artistas u otros invitados, se tuvieron que realizar a través de videollamadas y dispositivos móviles debido a que no podían presentarse en los estudios.

Sin dudarlo, este 2020 fue un año de puros desafíos para el mundo, y la televisión argentina los enfrentó con grandes ideas, mucha creatividad y responsabilidad y así logró mantener de pie la industria.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *