Cuidando el producto

Tras la desvinculación de Guillermo Pardini de Confrontados, Mandarina Televisión demostró una vez más que está dispuesto a marcar ciertos límites para no perjudicar sus formatos.

En tiempos en los que la televisión busca darle mayor visibilidad a diversos hechos de violencia de género y generar mayor conciencia respaldando a las víctimas, un nuevo caso tomó protagonismo en el mundo televisivo. Se trata de Guillermo Pardini, quien hasta la semana pasada formaba parte del panel del ciclo de las tardes de El Nueve. El periodista fue condenado el viernes pasado a 6 meses de prisión en suspenso por el delito de lesiones leves dolosas agravadas por agredir físicamente a su expareja en 2015. Por esta razón, la productora junto con el canal decidieron desvincular a Pardini de Confrontados.

No es la primera vez que Mandarina Televisión tuvo que tomar cartas en asuntos referidos a violencia de género o situaciones de acoso. A fines del año pasado, Martín Ciccioli, quien hasta ese entonces formaba parte del panel de El diario de Mariana, fue denunciado por acoso sexual. Si bien la productora decidió que el periodista volviera al programa cuando haya una resolución de la Justicia, ese momento jamás llegó.

Con situaciones tan sensibles como estas, lo cierto es que Mandarina busca cuidar los formatos que tiene hoy en pantalla. Teniendo en cuenta que en ciclos como el conducido por Mariana Fabbiani se tratan a diario casos de violencia de género, la productora supo volver a marcar un límite separando a Guillermo Pardini de Confrontados.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *