Jurado bajo la lupa: Soñando por cantar

El ciclo comandado por Mariano Iudica se despide de la pantalla del solcito después de casi 6 meses. Acá un repaso por el perfil de cada uno de los jurados que pasaron por el "caballo alado" de El Trece.

La realidad indica que la impronta misma del ciclo guió a los jurados con un perfil más emotivo que en otros certámenes. No obstante cada uno puso su sello para ser parte del "supermercado de emociones" como lo tildó Iudica:

Alejandro Lerner, el rockero instruido

Su condición de músico aporta a su perfil. Sincero y medido, las devoluciones del cantante siempre fueron puntuales apuntando a que el participante pueda continuar un proceso evolutivo. Cumplió muchos sueños cantando a duo con más de un participante.

 

 

Patricia Sosa, la poeta

Dentro de un certamen donde la emoción está en el ambiente, la rockera siempre aportó su granito de arena poético. Sensible con lo que sucede en el escenario, lloró más de una vez y se sumó a todas las causas justas que se presentaron en el escenario. Su lugar de gran cantante también le permitió dar devoluciones precisas.

 

Oscar mediavilla, el ojo del productor

De los jurados titulares, el fue el único que dentro del rubro musical cumplía otra función. Además de los juegos generados por su relación con Patricia Sosa, su lugar en el estrado fue apuntando a una visión distinta. Su visión para descubrir talentos es su principal herramienta y lejos de la malevolencia que tiene en Cantando 2012, Mediavilla se sumó a la movida emotiva.

 

Valeria Lynch, la virtuosa

Su poder con la voz es su carta de presentación, y su lugar en el jurado siempre estuvo sustentado con su extensa carrera. Durante el certamen fue común ver a la cantante hacer una devolución mostrando como colocar la voz, con la suya. Al igual que los otros cantantes, cumplió más de un sueño acompañando a los participantes.

 

Jurados suplentes:

Marcelo Polino: Desde un comienzo, el comodín de Ideas del Sur fue parte del elenco principal al cual aportó su personaje de periodista duro. No obstante la sobrecarga laboral y ese clima emotivo reinante en el ciclo lo corrieron de lugar. La perlita, una participante se confesó fan suyo y lo besó.

Los Pimpinela: El duo de hermanos estuvo haciendo reemplazos en su mayoría juntos. Aportaron la cuota de calidez en consonancia con el clima de Soñando por cantar.

Raúl Lavie: El cantante de tangos no desentonó y uno de los mejores del país en el género se subió al ciclo aportando lo suyo.

Paz Martínez: Estuvo en solo dos ocasiones en el sur del país reemplazando a Oscar Mediavilla y fue otro de los grandes cantautores que sumó su granito para el ciclo.

Reina Reech: Otra abonada a los jurados de los programas de Ideas del Sur. Estuvo presente en las primeras galas en el recorrido por el interior del país y sumó su carisma de siempre.