Crítica: Más, más y más

http://youtu.be/VxiypFTuFt0.
Pretender hacer algo distinto con los mismos ingredientes es casi una misión imposible. Los mismos temas del día y la semana, extraídos de los mismos canales, editados de una manera casi idéntica y con panelistas que rematan los temas, igual que los otros hacen que la receta sea harto conocida.

El único diferencial podía ser su conductora, podía. Viviana Canosa y Zapping se devolvieron mutuamente a la pantalla con la receta más usada por nuestra tele.
Viviana se presentó de pie, en el centro del estudio y desde allí dio paso al primer informe que no fue más que el resumen del día que el resto de los programas del canal emitieron con la cobertura del cumpleaños de la hija de Jorge Rial que se vio, en todos los programas de la grilla.

Los informes duraron más de 7 minutos cada uno, los copetes menos de 90 segundos y el humor, sarcasmo e ironía quedaron en manos de Darian Schijman, que sigue siendo “Rulo de CQC ” y lo demostró en los pocos segundos que supo conseguir. Los guiones y diálogos entre conductora y panelistas resultaron algo sobreactuados.

Los temas del día recorrieron la hora y media del programa y pasaron por las clásicas ediciones para generar impacto con los efectos y comentarios de la voz en off pero, recién en el informe número 6, dedicado al lanzamiento del satélite ARSAT 1, el humor se hizo presente.

Pero lo más importante, como dijimos, era el regreso de Canosa. Ni fue una nueva persona, ni la de la impronta conocida, un término medio que tal vez en la profundización del programa logre entenderse o tal vez el correr de los programas la termine depositando en una de las dos orillas. Hoy no quedó claro el real objetivo a plasmar en ese regreso.

 

                                                                                                                                Gimena Lepere – gimena@television.com.ar