La vuelta al MUNDO: un viaje con situaciones reales

Este jueves a las 22.30 hs, El Trece estrena La vuelta al Mundo, un docureality que cuenta con la participación de Isabel Macedo y Felipe Colombo. Televisión.com.ar habló con su productor, Hernán Valenzuela, que adelantó cómo será el programa. Con dos emisiones semanales, La vuelta al mundo va a ocupar dos noches del prime time de El Trece: los jueves a partir de las 22.30 hs y los viernes a partir de las 23 hs. Hernán Valenzuela, uno de los principales productores de 3 de Febrero, contó de qué se trata el formato.

¿Qué diferencia a La vuelta al mundo de otros ciclos televisivos con temáticas de viaje?

Se trata de un travel-docu-reality. No es un programa de turismo, sino una experiencia de viaje de dos amigos que se atreven a aventurarse por las diferentes ciudades que visitan. Ellos no son conductores, sino que viven situaciones reales.

¿Cómo surgió la idea?

Queríamos trabajar con Isabel Macedo y producir algo con viajes. Decidimos innovar el típico formato de turismo y nos parecía que teníamos que trabajar con ella porque nos habían hablado mucho de su buena onda. Es una chica divertidísima. Y como es muy amiga de Felipe Colombo, nos pareció que era una muy buena dupla para transmitir su química y vivir esta experiencia de viajes.  

 

Hernán Valenzuela, además, adelantó algunas situaciones que se verán en pantalla durante las sucesivas emisiones de La vuelta al mundo. “En un viaje de 70 días, por cinco continentes, puede pasar de todo”, comenzó. “Por ejemplo en República Checa, les ofrecieron trabajo como actores. Ellos aceptaron, fueron al casting y cuando llegaron vieron que todos estaban desnudos ¡era para participar de una película porno!”, contó Valenzuela sobre lo que va a verse en el primer programa.

Además, otra de las peripecias que vivieron Colombo y Macedo fue visitar un mercado de Marruecos y presenciar la “venta” de mujeres. Isabel Macedo fue “revisada” como si fuera un objeto, le miraron los dientes y le ofrecieron tres camellos por ella.

Lo interesante del ciclo es que justamente, en cada recorrido por diferentes países, los dos amigos participan de la vida de la sociedad, tratan de integrarse a las diferencias culturales y generan anécdotas y momentos divertidos.