Crítica de Las huellas del secretario: Buenas intenciones

El thriller histórico con Peto Menahem y Malena Solda hizo su debut en la pantalla de Canal Siete. Resultados desparejos para una nueva apuesta de ficción que une el mundo de la tele con el de los próceres. 

El destino quiso que su comienzo no fuera. El día anunciado para el estreno de Las huellas del secretario en Canal Siete (de martes a jueves 22:30 hs.), unitario ganador del Plan de fomento para Televisión Digital Abierta (TDA), murió el presidente venezolano Hugo Chávez y la programación de la televisión pública se modificó en torno a la noticia. Detalle no menor para una ficción que pone el acento en lo histórico. Y en un documento en particular.

La ficción producida por Lagarto Cine, con experiencia en ciclo periodísticos como Zoo, las fieras están sueltas (1998) y Unidos y dominados (2000), se enfoca en la búsqueda del original del Plan revolucionario de operaciones, escrito atribuido a Mariano Moreno que detalla los fines y estrategias para la Primera Junta de Gobierno. Y para contar la historia se eligieron las herramientas clásicas del thriller: un misterio, un asesinato, un héroe improbable. Pero no alcanza. 

Dueño de una alta calidad estética, el unitario parece pecar de solemne: planos detalle que subrayan la vida rutinaria de su protagonista y un ritmo parsimonioso que sólo se descontractura con momentos de Peto Menahem como el metódico profesor de secundaria cuya vida se verá sacudida y Salo Pasik como el portador del codiciado manuscrito. Actuaciones que brillan en una trama que en su primer episodio parece reservarse el vértigo y la adrenalina para sus próximas emisiones. 

El último tiempo la pantalla chica vive un romance con la historia argentina que tiene como antecedentes más recordados Algo habrán hecho (2005) y Lo que el tiempo nos dejó (2010). Sin embargo, Las huellas del secretario apuesta su capital no a la reconstrucción como Historia clínica (2012), sino a un anclaje en el pasado como punto de arranque, más cercano a Amores de historia (2011), ambos también ganadores del concurso de la TDA.  

"Nada más fuerte que una idea cuyo momento ha llegado", cita uno de los personajes del unitario al escritor Victor Hugo antes de morir. Las huellas del secretario llega a la televisión con una idea interesante, pero en su primer episodio se queda en la promesa. 

Iván Basso – ivan@television.com.ar