“El coronavirus será un amplificador de lo que somos las personas”

En diálogo con Televisión.com.ar, Luis Majul, anticipó el estreno de La Cornisa y se refirió al desafío que implica conducir y producir un programa de televisión en una pandemia.

En un contexto donde el mundo está pasando por una situación alarmante, la televisión se vuelve un factor indispensable para la sociedad. Algunos programas estrenan, otros se van del aire. En este ambiente cambiante, el conductor Luis Majul, habló de su estreno de este domingo y se refirió al desafío de llevar adelante un programa hoy en día, en estas circunstancias.

Estrenas La Cornisa en una pantalla nueva y con una pandemia mundial. ¿Qué tuviste que modificar, desde la producción?

Todo. Desde la escenografía, porque a pesar de que quedó muy, pero muy bien, es de emergencia, hasta los invitados, los informes y la rutina, que cambió de manera abrupta por la ruptura y el aislamiento de la cuarentena. Estoy esperando la confirmación final de la entrevista con el Presidente, porque el desastre del viernes negro podría estar afectando su decisión antes acordada para hablar y responder preguntas inconvenientes. Pero yo confío en que al final lo soportará, así como espero que sancione o pida la renuncia de todos los responsables y haga una fuerte autocrítica.

Por lo demás, la actulidad y los años que venimos trabajando con un equipo pequeño pero muy creativo y comprometido nos llevó pensar un programa superpotente. Con un mano a mano a Lanata. Hace mucho que no habla. Y quiero saber qué piensa sobre este último grave error del gobierno.

Mi editorial, con una fuerte crítica no solo a la  imperdonable desorganización que mandó a los adultos mayores a las calles quien sabe con qué tremendas consecuencias, sino también al cambio de discurso de Alberto Fernández: provocativo, descomedido, y con elogios desmedidos a Moyano, quien está siendo investigado en mas de una docena de causas de corrupción.

La Cornisa, a partir de las 21.00 hs., tendrá invitados especiales, como Santiago Kovadlof, Daniel López Rosetti; la participación especial de Laura Di Marco y tres informes especiales, a cargos de Agustina Girón, Hugo Macchiavelli y Javier Mozo.

Entiendo que los tres informes son imprescindibles. Uno se llama La fuerza del hambre, y reproduce un poco lo que pasó este viernes negro con los adultos mayores en los bancos. Los mas vulnerables, en el conurbano, están mas preocupados por la comida que por el coronavirus. Y lo vamos a mostrar.El otro se denomina Infomedia: es un virus tan letal como el corona: la propagación de información falsa, que envenena. Y el tercero es un anticipo que tendrá alto impacto: una denuncia y pedido de intervención contra la obra social de un sindicalista muy importante, al que están queriendo blanquear en el medio de la pandemia.

Además, vamos a presentar, cada tanto, pastillas con “buenas noticias” y videos para sonreir. Porque creemos que la sonrisa también es contagiosa, y que nosotros mismo, incluso yo, que siempre parezco enojado por los temas que trato, tenemos motivos para sonreir. Estamos vivos. Trabajando de lo que nos gusta. Y en un ambiente maravilloso, sin gritos, decisiones autoritarias, respeto y afecto.

¿Es más difícil conseguir entrevistados que quieran ir al piso?, ¿Preferís Skype, Zoom, Teams, House party o Whatsapp?

No nos está resultando difícil conseguir invitados para que vengan al piso. Pero lo estamos haciendo con mucho cuidado. Con la distancia que se necesita y el protocolo que marca la Organizacion Mundial de la Salud.
Muchos saldrán por skype, pero vamos a usar todas las aplicaciones, según nuestras necesidades periodísticas. En la Cornisa, siempre, lo que manda, es el contenido. Las herramientas, en todo caso, son secundarias. Igual, es probable también que usemos Zoom, por la actualidad, que está muy caliente.

¿Qué sentís que quedó para quedarse en la tv con esta pandemia?

Es muy difícil responder esa pregunta. Pero es seguro que el coronavirus será un amplificador de lo que somos las personas de verdad. También, a través de la pantalla de la tele. Los que estén a la altura sobrevivirán. Los que no pasarán a la historia de la tele sin pena ni gloria.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *