"Comedia es el género más difícil de hacer"

El actor Marcelo de Bellis, uno de los protagonistas de Todas a mí, habló con Television.com.ar acerca de la comedia que estrena América hoy, y que todos los sábados estará en la pantalla a las 21.00 hs.    

¿Cómo nació Todas a mí?

Nació cuando una vez Matías Santoiani vino atrás del trasto en Taxi y me dijo: “vamos a hacer una comedia los dos juntos, tengo un amigo que abrió una nueva productora Sinema Producciones y yo dije “este me está hablando cualquier locura y lentamente fue tomando color. Se incorporó Mónica Pachanini que es una productora ejecutiva de la hostia, lo llamaron a Gustavo Lupi para producir, empezó a escribir Andrés Gelós y así fue tomando fuerza. Se grabó el piloto, le gustó a América y compró el proyecto. Se grabaron ya dos temporadas y acá estamos, esperando a ver qué pasa este sábado.

¿Cómo va a ser tu personaje?

Mi personaje es un Don Juan retirado que está por casarse y de repente se le llena la casa de tres modelos, que son un infarto, Marianela Sinisterra, Solange Gómez y Virginia Gallardo y la mujer trata de llevárselo a España, ella es española, la actriz se llama Alejandra Fidal y mi personaje pone todos los palos en la rueda como para no viajar junto a su secuaz amigo que es Matías Santoiani que lo mete en todos los bretes habidos y por haber. Además tiene una mucama que es recontra chismosa, un portero que hace de las suyas, el jefe de su trabajo que lo odia, que es Alejandro Fiore, mi suegro que es Alberto Martín que me tiene entre ceja y ceja, mi mamá que es Norma Pons.

Además habrá participaciones especiales…

Sí, sábado a sábado se ha ido engalornando con distintos actores, como Toti Siliberto, Mónica Gonzága y tantos otros. Todos buenos actores que han colaborado para que hoy por hoy tengamos la expectativa que hay.

¿En qué se diferencia este personaje de otros que has compuesto?

Los personajes siempre se diferencian a través de las historias pero a la hora de actuar yo trabajo con la misma seriedad lo que sea comedia como tragedia. El género está muy manoseado, muchas veces se cree que comedia es tomarle el pelo a los personajes o que es menor o más liviano y es al revés. Nada más difícil que hacer reír, la sorpresa intelectual y son cosas que uno va aprendiendo constantemente. A veces me preguntan si no tengo ganas de hacer otra cosa, pero yo estoy orgulloso que me llamen para hacer comedia porque realmente siento que es el género más difícil de hacer.

¿A qué público apunta?

Por el nombre de las chicas que trabajan vos podes creer que es para un público adulto, sin embargo la comedia es para un target de adolescentes, es un humor muy blanco. Me hace acordar mucho a Mesa de noticias. Es para todo público, de verdad. Hasta hemos testeado cuando venían a las grabaciones la abuela de Solange Gómez (ex de Gran Hermano) o los abuelos de chicas que han trabajado y se mataban de la risa y familias de otros actores que también se reían.

¿Te importa el rating?

Sí a mí particularmente me importa muchísimo, porque estás dentro de la televisión y la televisión es un negocio. Si mide mal el programa, no hay tiempos televisivos. Es como un técnico de fútbol que diga que no quiere ganar. No me importa la competencia, no me pone celoso que al otro le vaya mejor que a mí. El rating implica que la gente consume lo que vos estás haciendo y de eso depende que te sigan contratando. Uno además de actor, es un número, a veces, arrancás en una novela con un personaje menor y hay personajes que crecen porque justamente mide más la novela. Si decís que no te importa el rating no tenés conciencia de lo que es laburar en televisión.

¿Qué opinión te merece la tv actual?

Tenemos una televisión espectacular en Argentina. Tenés para todos los gustos. Gracias a Dios estamos apoyados por el INCAA con un montón de unitarios, Canal Trece con Pol-ka, Ideas del Sur, ahora Sinema Producciones que nos da trabajo. Tenemos un abanico de ficciones que viene muy prolifero. Después hay realitys, programas de chimentos, hay público para cada cosa y si no te gusta tenés canales de cable. Pero nuestra tele es un lujo, si la comparás con televisiones de Europa y Estados Unidos, hay televisiones que son un embole. Novelas que están a la altura de Brasil o Colombia, que son los tipos que hacen buenísimos productos. No tenemos nada que envidiarle a nadie.