Compartila!   


Podemos establecer la bisagra de la farandulización de las noticias en el año 1996. El caso del jarrón de Guillermo Coppola puso como personajes centrales a Natalia De Negri y Samantha Farjat, y muy cerca a Diego Maradona. Era imposible tener claro cuál era el límite entre los tribunales y los estudios de televisión. Por allí se paseaban y se les abrían las puertas a jueces, abogados, peritos y/o a cualquier persona que tuviera algo que decir, sin importar si esa información podía ser verificable o no. Los abanderados de ese momento fueron Mauro Viale y Chiche Gelblung; este último sumaba al ruido en el estudio un poco de producción, con sus intentos de reconstrucción de la escena. Pero el caso de Mauro fue "ejemplificador": su sello fue siempre juntar mucha gente en su estudio e ir cruzando opiniones hasta que alguna pudiera encender la mecha. Pero estos programas eran una isla, había que ir hacia ellos para seguir esos casos en ese tono, el resto de la tv (y especialmente los noticieros) informaban, hacían eso, lo justo y necesario.

Pasaron 17 años de ese "momento histórico", y hoy, a partir de un caso policial el estilo atropella de nuevo en nuestra televisión. Y no solo Mauro Viale, ya todos abren su aire a "cualquiera", cualquier persona que tenga cualquier cosa para decir, opinar o conjeturar en cualquier momento. Poco importa si es periodista, médico, vecino o simple curioso, todo suma. Lo importante es que la persona tenga un tono de voz que resulte convincente y acepte que otro del panel lo rete.

¿Cómo llegamos a esto? Está claro que los últimos años los había dominado Marcelo Tinelli con sus distintas ediciones de Bailando por un sueño, y con la gran mayoría de los espacios convertidos en un "Show del fútbol" pero con el objetivo de analizar los bailes y peleas del programa que brilló en Canal 13. Pero la ausencia de Tinelli y sus escándalos, hizo que los productores de los programas dedicados a analizar la TV fuercen un tanto cada caso para que den todo el jugo posible. Así es que vimos estirados hasta el hartazgo en los últimos meses los temas de Maradona, Iliana Calabró, Florencia Peña, Flavia Palmiero, Kun Agüero, Hernán Piquín, Lanata y hasta de Hernán Caire.

Y en el momento en que parecía que no había mas llegó el Caso Ángeles, y los programas se volvieron locos para mantener el tema en pantalla, sin importar si hay información o no. Se dijo y se opinó como nunca y desde una irresponsabilidad absoluta, olvidando por completo que se está hablando de un crimen de una chica de 16 años. Casi como un deja vu de aquella televisión de 1996 ahora vemos expandido a todos los horarios lo que Mauro Viale hacía en sus dos horas diarias. Por eso es justo reconocer que ganó Mauro, nos guste o no.


COMENTARIOS

  • 21/6/13 Andrés

    Este señor Viale siempre se caracterizó por beneficiarse con la desgracia ajena, mostrando hasta qué punto un ser humano puede caer tan bajo. Lo peor para vos, Viale.

  • 21/6/13 LILA

    A NADIE LES IMPORTA NADA ,DESGRACIADAMENTE MANDA EL MALDITO RATING Y ENTONCES SE HACEN COMO LOS CARANCHOS SE ALIMENTAN DE LA SANGRE DE LOS MUERTOS.

  • 21/6/13 Manu

    Ja ajaj nos decian que la culpa de la tv “grasa” era culpa de Tinelli y ahora que estamos viendo la “peor ” tv en años ¡Te perdonamos Tinelli! jaja jaja

  • 21/6/13 sofia

    Me encanta Mauro Viale.

  • 21/6/13 ROSAURA

    A este respectodan asco varios conductores llamese Lanata, Calabro, t todos los panelistas qu sacan partido de la sangre muerta son como los caranchos

  • 21/6/13 Mercedes

    Totalmente de acuerdo, ahora tenemos el SHOW DE LOS ABOGADOS, es increible el hambre de camara, por favor, y la falta de respeto cuando se habla de una muerte….

  • 21/6/13 José Luis

    Esta página también es parte de toda esa decadencia.

  • 30/11/-1 Wally

    La tele se está quedando con lo peor de sí misma.

  • 30/11/-1 Sofi

    El manoseo que se da con este caso, como ya pasó con tantos otros solo da cuenta de lo mal utilizado que está hoy un medio tan rico (en posibilidad de contenido) y tan masivo como la tv.