"La televisión pública tiene que estar expuesta a críticas"

El Director Ejecutivo de la Tv Pública, Martín Bonavetti, habló con Television.com.ar, hizo un balance de la última temporada televisiva, hizo un repaso del 2013 en la pantalla del canal, habló de las críticas que a veces se le hacen a la emisora y cuestionó las mediciones.

¿Cómo fue este 2013?

Fue un gran año, en primer lugar concluimos el primer período que nos daba la ley en la formación del directorio, fueron cuatro años de gestión, y la verdad que realmente terminamos con los objetivos que nos habíamos impuesto. El canal es hoy uno de los mejores equipados de Latinoamérica, tiene el sistema retransmisión digital más importante también de Latinoamérica, cuenta con todos los estudios para generar las mejores condiciones de trabajo y si uno se pone a pensar en la situación que hasta no hace mucho se encontraba este canal, me parece que eso es un gran orgullo. Además hemos generado una programación con buenos contenidos, así que en líneas generales estamos contentos.

Pasaron al canal número 11 en la grilla de Cablevisión, justo en medio de los dos canales más vistos (Telefe y El Trece) ¿Creés que esto va a ayudar a la visibilidad de la emisora?

Si uno se pone a pensar en la posición marginal en la que se encontraba el canal supongo que ahora va a estar en una señal de tránsito de las señales abiertas. Directamente el canal no estaba entre los canales de aire, yo creo que seguramente eso le va a dar una mayor visibilidad a la gente que tiene cable por supuesto.

¿Estás conforme con la programación del canal?

La televisión pública está atravesada por una complejidad distinta de la de los canales comerciales, pero fundamentalmente tiene principios sobre los que necesita construir su programación. Esos principios que tienen que ver con la inclusión, con la memoria, con la pluralidad, con valores que hacen a la formación del ciudadano, son los pilares básicos, y de alguna forma esto hace que cuando pensamos programas estos elementos se pongan de manifiesto. Muchas veces son elementos que necesitan una traducción en la pantalla, que no tienen que necesariamente expresarse en una forma directa sino que la televisión permite a través de ficciones, de programas de interés general en los que esos elementos estén presentes. En esa línea creo que el canal ha construido una identidad propia y creo yo que eso ya es distintivo de nuestra pantalla, de alguna forma le da cierta previsibilidad a los contenidos nuevos que vamos generando.

¿Cómo se convive al margen del rating en un medio signado por el rating?

A mí me parece que analizar la televisión en términos de rating es perderse la mejor parte de la televisión. Y analizar la televisión en términos de rating con una medidora como IBOPE es perderse mucho más. La verdad es que disputar liderazgo tiene que ver también con otras cosas, no solamente construir o pensar televisión en función de rating, me parece que es una trampa en la cual seguramente se ha caído en los últimos tiempos pero también creo yo que a veces es una conveniencia para algunos seguir dentro de esa trampa. En el caso de la Televisión Pública, que es un canal nacional, no tenemos medidoras de audiencia a nivel nacional, por eso nos resulta más fácil construir con otros indicadores, trabajamos mucho hoy lo que para nosotros es Internet, somos el canal con mayor visualización de contenidos en América Latina, con lo cual ese tipo de indicadores nos hablan de otro tipo de trabajo y es una medición de audiencia si se quiere. Por lo tanto es una construcción que tiene que ver con otra inteligencia y con trabajar con sagacidad, no somos esclavos del minuto a minuto y estamos felices de no serlo. Lo que sí me parece es que a veces lamentablemente mucha gente o mucho periodismo confunde el rating en términos de valoración y me parece que desde ese lugar sí somos víctimas de cierta desvalorización de nuestros contenidos. Se cree que lo que dice IBOPE es lo que sucede en la televisión, entonces me parece que desde ese lugar el canal termina siendo marginado y pierde visibilidad. Pero lo que es a la generación nuestra de contenidos no nos afecta.

Sin embargo el año pasado llamó la atención el hecho de pasar los partidos de River y Boca al prime time ¿Eso no puede tener una lectura de búsqueda del rating?

Está claro que en el prime time hay más audiencia. Lo que yo cuestiono es el análisis de los contenidos en términos exclusivos de rating. El rating no es una valoración cualitativa e IBOPE no es una valoración cuantitativa del rating, ni siquiera representativa en Capital Federal donde tiene una muestra que es por lo menos discutible. Por lo tanto yo lo que cuestiono es el instrumento que lo mide y generar decisiones a partir de ese instrumento. Si yo tuviera una medidora de audiencia a nivel nacional con parámetros no comerciales sino con parámetros más amplios, seguramente sería un gran instrumento para trabajar las decisiones. Existen datos que no surgen solo de una cuestión de audiencia, como el que dice que a la noche hay más gente mirando televisión, no hace falta una medidora de audiencia para saber que eso es así, y en todo caso nuestras decisiones lógicamente tienen una pretensión de masividad, nadie que hace televisión construye contenidos sin tener pretensión de masividad. Lo que nosotros no hacemos es tomar decisiones a partir de ciertos indicadores que dan ciertas empresas, ni cambiamos nuestro parecer de valoración por lo que esos indicadores nos dicen. Los cambios también de horario y las modificaciones que hacemos obviamente que la hacemos para mejorar la relación entre los contenidos.

¿Qué opinás de la baja del encendido que hubo este año?

Hoy se consumen de otra forma los contenidos audiovisuales, pero creo que fundamentalmente el tema del consumo de las nuevas plataformas no se contrapone a la televisión, todo lo contrario, creo que debiera potenciarlo. La baja del encendido según ciertas empresas de medición no indica el crecimiento del encendido que tuvimos nosotros, por ejemplo en You Tube que pasamos del 2010 de tener 1 millón de visualizaciones en todo el año a solamente en marzo de 2013 tener 25 millones de visualizaciones. Ese crecimiento habla de saber utilizar y potenciarse con el desarrollo de otras plataformas. Lo que sí podría estar en crisis es entender a la comunicación solo desde la televisión como lugar emisor, si vos no te potenciás y tus contenidos no se desparraman en los otros soportes, probablemente la baja de encendido sea una crisis, porque de hecho lo que va a plantear va a ser una crisis comercial, pero no debiera ser una crisis en la comunicación, todo lo contrario, debiera potenciarse. Por otro lado creo que cuando aparecen buenos productos aparece gente que no tiene el televisor prendido todo el tiempo, pensar a la audiencia de la televisión sólo desde el lugar de los que ven tele todos los días es dejar afuera a mucha gente, sino no sé cómo se explicaría el éxito de por ejemplo Avenida Brasil, que de golpe aparecieron no sé cuántos puntos de rating que según IBOPE antes no estaban, o en el caso nuestro cómo explicarías que un producto como En Terapia logre reposicionarse teniendo premios y un gran reconocimiento. Si uno se maneja por los análisis que te plantea una medidora de audiencia me parece que sí estás frente a una crisis, pero me parece que las estrategias tienen que ser otras.

¿Fueron el canal con más ficciones del 2013, el plan es seguir apostando al género?

Nuestra programación es si se quiere la más diversa de las propuestas de aire, nosotros tenemos un abanico muy distinto de producciones. No solamente producimos ficciones sino que producimos deporte, programas de interés general, noticieros, documentales, programación infantil, esa es una obligación como televisión pública, generar una multiplicidad de contenidos y mejorar su calidad, hacerlo de la mejor forma. Si vos te ponés a pensar nosotros hacemos producciones de deportes como la mejor señal de deportes de cable, pero en aire no hay nadie que produzca deportes como nosotros, documentales también, y las ficciones es algo que hemos comenzado a producir, más allá de la emisión de los concursos que forman también parte de una política pública. Hemos comenzado a incursionar en algunos géneros que no habíamos incursionado como lo es la telenovela, y la idea es generar contenidos populares en la franja de la tarde, es decir, las ficciones necesitan continuidad para desarrollarse, y además seguir desarrollando en el prime time ficciones que tengan elementos más vanguardistas, como En Terapia, nosotros estamos en condiciones de empezar a generar con otros autores contenidos de esas características. Me parece que lo que te da la ficción es básicamente esto, variedad de públicos en distintos géneros y en ese sentido me parece que es un gran canal para comunicar y para transmitir valores. Por eso hemos incursionado y hemos creido necesario comenzar a trabajar el formato de la telenovela puntualmente.

Fue la "gran vuelta" de las telenovelas de la tarde este año…

Es interesante, en ese sentido me parece que tanto Telefe como Canal 9 comprando muy buenas ficciones internacionales y nosotros apostando a la producción local, hemos vuelto a poner en valor un género que en Argentina había estado en desuso, injustamente, porque este es un país que tenía una gran tradición, por eso yo celebro que eso haya sucedido. En el caso nuestro en particular, porque nosotros venimos en un proceso de construcción muy firme, empezamos a asumir estos compromisos ahora, porque no es que una telenovela vos la programás o la empezás a construir cuando quieras, tiene 120 capítulos, son proyectos de envergadura, en otra escala de producción, con otras complejidades, el hecho que nosotros hayamos asumido ese desafío habla de que el canal está en crecimiento, es decir que puede asumir ese desafío.

Mucho antes del estreno trascendió cuánto había costado hacer Esa mujer, la telenovela de Andrea del Boca en el canal ¿La televisión pública por su carácter estatal está más expuesta a críticas que el resto de los canales?

La Televisión Pública tiene que estar expuesta a críticas, eso forma parte del espíritu de la televisión pública, de su obligación y de su naturaleza de alguna forma. El tema es la utilización de la crítica y la manipulación de la mala fé, porque estaba claro que en caso de la novela de Andrea (Del Boca) lo que se buscaba era desprestigiarla y cargarle a ese producto otra connotación, ponerle una carga antes de discutir artísticamente, no lo hacen discutir en la página de espectáculos sino en la de política, en ese sentido me parece que no está bien. Lo de las críticas me parece perfecto y por eso somos un canal público, lo que sí creo es que muchas veces obviamente hay algunos sectores que la recuperación de Canal Siete no la ven como algo positivo, la ven como una amenaza, entonces me parece que desde ese lugar tratan de desmerecer el esfuerzo o invisibilizar los logros. Entonces yo siento que de hecho hoy es una producción que está al aire, que es la vuelta del género, que está muy bien planteado, que tiene temas que antes el género banalizaba y que hoy tiene un tratamiento de temas como violencia de género, trata de personas, que me parece que están puestos en un primer plano y creo que al margen de lo que muchas veces sucede, que es hablar de lo que mida, si se hiciera un análisis estrictamente artístico, inclusive en términos de números, me parece que no se habla lo suficiente. Creo que se ha hecho un gran trabajo.

¿Qué objetivos por cumplir tienen para el 2014?

La televisión es siempre renovar objetivos y renovar expectativas. Un canal que no renueva expectativas no crece, creo que los próximos años van a ser de un cambio de escala considerable para el canal, vamos a disputar liderazgo, el liderazgo entendido no sólo en disputar audiencias sino también en disputar legitimidad, credibilidad. En términos de programación creo que estamos abriendo la puerta a nuevas producciones, planeamos un prime time con tres ficciones con muchísima personalidad y muchísima impronta en la calidad de los productos, vamos a seguir acompañando a las ficciones de la tarde, creemos que esa es una puerta que se ha abierto y tenemos que seguir apuntalando y apoyando y pensar en las que van a venir, y después me parece determinante que en el año del Mundial nosotros vamos a ser el único canal que vamos a tener 32 partidos, algo que no solo era impensado hace unos años, sino que no tiene muchos precedentes. Vamos a estar en Brasil generando mucha programación alrededor de esas 32 emisiones, pero a diferencia de lo que fue Sudáfrica donde también estuvimos, Brasil va a ser un cambio radical, con muchas horas en vivo y los ojos puestos en ese evento. Estamos después muy contentos con el desarrollo de nuestros noticieros, y hay aspectos a fortalecer como por ejemplo la tarde, y seguir apuntando a no desmerecer al magazine federal sino a darle más visibilidad, estamos trabajando en series documentales, creo que las propuestas de la Tv Pública en el 2014 por su envergadura, sus autores, por seguir insistiendo en cosas en que la televisión comercial no trabaja o no está en condiciones de afrontar, por la diversidad, hoy somos un canal que me parece que empieza a funcionar dentro de los canales líderes. Creo que debiera ser un gran año para nosotros, todo lo que está sucediendo, los cambios de grilla, la posibilidad de contar con otras mediciones de audiencia, el surgimiuento de las nuevas plataformas, van a ser elementos que vamos a utilizar para potenciar toda nuestra programación, creo que en ese sentido el canal va a estar muy bien posicionado.