Historias con rebote

Más allá de sus buenos números de rating, ¿Quién quiere ser millonario? logra trascender el prime time a partir de las repercusiones generadas por las historias de vida de sus participantes.

De la mano del regreso de ¿Quién quiere ser millonario?, las preguntas y respuestas recobraron protagonismo dentro de la franja central. Exitoso en más de 120 países, la versión local del formato no tardó en afianzarse en la pantalla de telefe.

Los buenos resultados del programa no son su único factor positivo. Por el contrario, el éxito de ¿Quién quiere ser millonario? trasciende el prime time. Más allá de que el entretenimiento es el eje de la propuesta, las historias de vida tienen un lugar importante y generan repercusiones que tienen su rebote en otros programas de la grilla.

Con lo emotivo como condimento particular, el ciclo da a conocer historias especiales que hacen que varios de sus participantes atrapen la atención de la agenda mediática. Así, al acompañamiento del público se le suma el seguimiento del medio.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *