Invitados virtuales

Cada día el coronavirus avanza, y la televisión intenta adaptarse para seguir entreteniendo a los argentinos que están en sus casas.

No es novedad que Argentina ha tenido que implementar los cambios que impone evitar la propagación del Covid-19, y las pantallas no se quedan atrás. A medida que fueron avanzando los días, los canales adoptaron las medidas necesarias para cuidar a los trabajadores de la industria.
Separación entre panelistas, mesas con lugares vacíos, ausencia de saludos, fueron algunas de las acciones que no faltaron en estas circunstancias. Pero, ¿Qué pasa cuando un formato depende puramente de la presencia de invitados?

Es el caso de Ph, Podemos Hablar, quien debutó el 14 de marzo, desde su comienzo no paró de introducir modificaciones en su contenido. En su estreno, las figuras estuvieron presentes y evitaron los saludos. En su segunda emisión, los visitantes tuvieron que adecuarse al distanciamiento social y  la participación  de uno de sus compañeros se concretó a través de una videollamada.; tanto en la tercera como en la cuarta transmisión, el ciclo tomó una gran decisión: la presencia de las figuras se hizo de manera virtual. Con cuatro pantallas, los invitados no se ausentaron en el círculo de preguntas de Andy Kusnetzoff. En la mesa, el conductor recibió a tres profesionales, con las medidas adecuadas para la prevención.

Con el paso de las emisiones, PH, Podemos Hablar logró crear un programa placentero con la presencia de los famosos; sin dejar  de lado la actualidad y transmitiendo un mensaje claro a través de los especialistas.
De este modo, en cada entrega la producción sorprendió con innovaciones, demostrando que, en período de cuarentena, se puede seguir cuidando a las personas que intervienen, y así continuar llevando  entretenimiento a las casas.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *