Llega la miniserie La niña de la selva

Europa Europa estrena una fascinante miniserie, centrada en una joven alemana que se acomoda rápidamente a la tribu Fayu de Papúa Occidental, que no tiene contacto con el exterior y su idioma es indescifrable aún.

El jueves 19 y 26 de noviembre a las 22 hs., La niña de la selva llega a la pantalla de Europa Europa. Basada en sucesos reales, narrados por Sabine Kuegler en su novela autobiográfica homónima que fue best-seller internacional, la miniserie se sumerge en lo profundo de la jungla de Papúa Occidental donde vive una tribu, los Fayu, que no tiene contacto con el exterior y cuyo idioma nunca ha sido descifrado.

Para el lingüista Klaus Kuegler, la oportunidad de vivir con la tribu y aprender su idioma es demasiado buena para dejarla pasar, incluso si eso significa que él y su familia vivan sin las comodidades de la civilización durante varios años. Sabine, de ocho años, se acomoda rápidamente en su hogar en la jungla, un lugar lleno de misterio y aventura, pero también de horror silencioso y peligro siempre presente.

Los Kuegler pronto aprenden sobre la Maldición, una fuerza malévola que ataca de muchas maneras y contra la cual no se puede hacer nada. Pero lo peor de todo, es la antigua y sangrienta disputa que aún se libra entre los Fayu y una tribu relacionada. El jefe de esta tribu les avisa que nada le pasará nada a los invitados blancos, siempre y cuando se ocupen de sus propios asuntos. Sin embargo, la esposa de Klaus, Doris, es doctora, y su promesa de ayudar a las personas es más fuerte que las órdenes del jefe. Los Kuegler corren un gran riesgo cuando Sabine encuentra a un niño abandonado y moribundo, Auri, a quién Doris cuida hasta que recupere la salud.

A partir de ese momento, Auri vive con los Kueglers como un nuevo miembro de la familia. A medida que pasan los años, Sabine se convierte en una linda adolescente. Se hace amiga de los lugareños y aprende a vivir como ellos. Especialmente, crece su profunda amistad con Auri, que quiere formar una familia con ella. Pero sus padres quieren que ella estudie en Europa. Sabine entonces es obligada a ir a una tierra que apenas conoce, pero en el fondo, ella siempre quiere seguir siendo “la niña de la selva”.