“Mi idea es ser la bastonera de este equipo de lujo”

Con cambios de horario y escenografía, Marina Calabró asume la conducción de Confrontados. En diálogo con Televisión.com.ar, la periodista habló sobre sus sensaciones por el debut.

¿Cuáles son tus expectativas respecto al debut en Confrontados?

La expectativa que uno tiene siempre es que el programa salga lindo, que el público acompañe. En ese sentido estoy súper contenta porque es un equipo hermoso, que si lo hubiera deseado no me hubiera animado a tanto. Es un equipo sólido, compacto de periodistas, que tiene todas las gamas y colores. Ojalá que a la gente le guste. Ese es mi objetivo.

¿Cómo definirías a tus compañeros?

Para mí, tener a Carlos Monti en el equipo, que es emblema del periodismo del espectáculo, es un lujo que jamás hubiera soñado en mi primera experiencia de conducción de aire. Además, yo arranqué en el periodismo de espectáculos con él, siendo su movilera en Mar del Plata en el año 92. Lo mismo con Augusto Tartúfoli que trabajamos también en Intrusos y que además somos amigos, prácticamente familia. Es un ‘televista’ disruptivo, que tiene un pensamiento natural, que siempre encuentra una vuelta no obvia en los temas y eso es genial.

Después está Pampito con quien trabajé en DDM y que también somos amigos. De los periodistas jóvenes, para mí, es de los más sólidos, y la verdad es que ha crecido un montón en los últimos años. Franco Torchia que tiene una cabeza distinta, no está formateado como nosotros los periodistas del espectáculo sino que le suma otro color, y además tiene una mirada intelectual, entonces me parece que va a aportar un montón. Sumale a Gustavo Méndez que tiene un montón de data, lo vi colaborar en el Confrontados de Rodrigo y Carla y me encanta que siempre tiene información propia. Lizardo Ponce que tiene llegada y conoce el mundo de los millennials, de los artistas jóvenes.

¿Por qué creés que fuiste la elegida para conducir Confrontados?

Es una pregunta difícil de responder porque cuando es el otro el que toma la decisión, uno solamente la agradece. Pero quizás sea lo que uno cosechó después de tanto en el periodismo de espectáculos, de haber pasado por programas importantísimos como el Infama de del Moro, Intrusos. También puede ser por laburado con todos. Los últimos 20 años prácticamente me dediqué full time al periodismo del espectáculo mas allá de la radio con Lanata, PPT o DDM, donde pude mostrar otro matiz. Pero me parece se me asocia al periodismo del espectáculo.

Fueron muchos años de una gran remada y sigo arremangada como el primer día. Es simplemente un cambio de rol, que es importantísimo y lo vivo como un crecimiento, pero yo sigo arremangada como aquel día que empecé con Monti en el 92.

¿Qué creés que le vas a aportar al programa?

Mi idea es ser la bastonera de este equipo de lujo, que todos se luzcan y todos puedan mostrar sus perfiles, su identidad y su personalidad. Ellos son todos periodistas súper potentes y me parece que hay que aprovecharlos. Me parece que acá hay un gran desafío en el que cada uno del equipo dé lo mejor de sí y que aparezcan los matices, las diferencias, el debate, la confrontación, los desacuerdos. Creo que mi desafío es ese, que todos lleguen a mostrar su máximo potencial.

Y también, tener claro que lo que hacemos básicamente es entretenimiento. Entonces, además de informar y de que haya data de primera mano, buscamos que sea ameno, digerible, entretenido, colorido, ágil. Son objetivos que iremos cumpliendo sobre la marcha.

Confrontados cambia de horario y pasa a competir con Moria. ¿Cómo ves esta competencia?

Moria es una de las personas que más quiero y más admiro de este medio. Es la persona más generosa que unos puede encontrar en tantos años de trabajo como periodista. Mirá lo generosa que es que yo estuve en su programa y ahí mismo anunció que íbamos a competir y que tenía la posibilidad de conducir en El Nueve. La verdad es que con Moria solo tengo palabras de admiración y reconocimiento. Trabajé con ella en Intrusos, cuando reemplazó a Jorge (Rial), y ahí la conocí en otra faceta: sé cómo trabaja, es relajada, generosa. Así que ni siquiera lo plantearía en término de competencia. Ella es una de las grandes divas de la Argentina, lo vivimos del lugar de dos amigas que les toca justo de enfrentarse en el horario pero que nada va a impedir que sigamos tomando café y chusmeando a las 3 de la mañana.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *