Miguel Brailovsky

El gerente general de la señal History habló sobre la serie Guerras Mundiales, estrenada recientemente, al cumplirse un siglo de la finalización de la Primera Guerra Mundial.

“Cada vez que tenemos que abordar un tema histórico la presión es mayor, porque ahí sí es donde debemos asegurarnos que ningún otro medio en el mercado realmente pueda tener la misma relevancia o autoridad en tema histórico que History. Eso hace que los productos históricos, sean en realidad un desafío mayor, porque ahí es donde nos aseguramos pisar más fuerte que nadie. Y este es el paso de Guerras Mundiales, potenciado con la relevancia de la fecha. A diferencia de otras producciones históricas que nosotros programamos y que en su gran mayoría son producciones de History hechas en los Estados Unidos, que después vuelan al resto de los mercados internacionales, por las características de la temática de Guerras Mundiales, este es un proyecto llevado a cabo en co-produccion con todos los History a nivel internacional. La gran mayoría de los 160 países en los que hoy History está presente, generaron una especie de asociación de co-producción que como producto tiene esta miniserie, donde Estados Unidos participó pero como uno más. Por varios motivos, un motivo financiero, porque realmente es una serie costosísima ya que se hizo más con un criterio más cinematográfico que documental. Y por otro lado, diferentes puntos de vista en un tema tan delicado como la guerra, donde muchos países tienen una perspectiva muy especial sobre la Guerra Mundial. Ahí hubo un trabajo muy fino de interpretar cuál era el tono y equilibrio adecuado en la narración para que se vea como un producto internacional y no como un corte norteamericano sobre la Segunda Guerra, en donde están los buenos y los malos. Nosotros sentimos que ese objetivo se cumplió. El desafío mas grande de todos era: "Qué se puede hacer sobre las Guerras Mundiales que ya no se haya hecho?"

"Los grandes líderes de la 2da Guerra Mundial adquirieron su perspectiva tanto militar como política, en la experiencia personal que los marcó en la 1era Guerra Mundial. Todos estos grandes líderes como Hitler, Mussolini, Churchill, Roosevelt, etc, todos tuvieron una experiencia muy fuerte como soldados -obviamente, tenían veinticinco de años-, pero ellos tuvieron una experiencia desde traumática hasta enriquecedora – cada uno con sus características – durante la 1era Guerra Mundial y fue esa forma de vivirla que a ellos los marcó para convertirse en grandes líderes e íconos de la 2da Guerra Mundial. Al final del día muestran toda esta perspectiva de la 1era y 2da Guerra como una sola gran guerra y un solo gran momento histórico marcado básicamente por las mismas personas. Nos pareció un filtro a nivel de contenido sumamente interesante que nunca se había explorado de esa manera y que llevado a la pantalla nos permite jugar desde el drama humano de los protagonistas más allá de datos históricos, fechas y batallas ganadas y perdidas, que es algo ya conocido. Esta perspectiva que propone History de los protagonistas de ambas guerras, como los generadores de un momento histórico de décadas nos pareció que realmente se merecía una producción de esta magnitud."