Muerte y traición en el final de Un gallo para Esculapio

Nueve capítulos intensos y crudos tuvieron lugar dentro del prime time de los miércoles de telefe. Un final que dejó abierta la puerta a una segunda temporada lleno de sangre, traición y muerte.

Chelo (Brandoni) y Nelson (Lanzani) entendieron que su destino y pasobilidades de futuro se cerraban camino a Termas de Río Hondo.

Rodeados por la policía, Chelo decide entregarse y le abre camino a Nelson para que siga su camino. Yiyo (Luis Luque), termina por cortan la detención de Chelo para darle el peor final a sangre fría y le dispara de rodillas en un descampado.

Nelson, que en el camino ve a su hermano Roque, como parte de la banda de Yiyo, decide ir a buscar respuestas, y a Chelo, a quien encuentra muero y desata una desesperado pago de cuentas para su traicionero hermano.

En el medio del cruce, Roque saca un cuchillo y termina con la vida del gallo. Entre recuerdos y riña, Nelson termina matándolo con sus propias manos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *