Netflix suma Keeping up with the Kardashians

El famoso reality de la familia Kardashians llega a la plataforma de streaming. El lujo, la fama y la relación entre las hermanas son algunos de los condimentos que caracterizan a este reconocido show. 

El 1º de junio, Kim y su familia llegan a la pantalla de Netflix con la primera y segunda temporada del reality Keeping up with the Kardashians, en donde las famosas muestran su vida diaria.

Las hermanas Kim, Kourtney y Khloé, y los demás miembros del clan Kardashian, salen con famosos y se juntan con la alta sociedad de Los Ángeles. En Keeping up with the Kardashians, el espectador puede seguir a Kim, Kris y compañía a sus compromisos profesionales y sobre todo a una multitud de actos a los que asisten como celebrities. Además, dicha producción muestra el día a día en su casa de Calabasas, las peleas con sus diferentes parejas y los enfrentamientos entre hermanas.

La primera temporada de Keeping Up with The Kardashians fue de las más aclamadas. En ella, las hermanas tienen su marca de ropa DASH, Kim hizo su sesión de playboy y su hermanastro Brody Jenner aparece en algunos de los episodios.

En la segunda temporada Kim comienza su estilo de diva, Rob sale con Adrienne de Cheetah Girls y es la temporada de la frase “No seas jodidamente grosero”, junto con la famosa cara de llanto feo de Kim.

A lo largo de todas y cada una de las temporadas de la serie, se puede apreciar los avances que ha tenido cada uno de las celebridades, cómo se encuentran conformadas sus familias y de qué forma evolucionó su vida profesional sin separarse del clan Kardashian.