Nueva eliminación en Corte y confección

El reality de moda de eltrece dio a conocer qué participante debió abandonar el programa esta semana.

En una sola emisión, dos miembros del taller de Corte y confección dejaron el programa. Ignacio Torres, uno de los participantes más queridos por el público, se quedó en el camino en el duelo de eliminación. Y Teresa Boccuto (que había sido incorporada en esta segunda edición, tras su paso por la primera), renunció al concurso. Entonces, ahora son siete los que luchan por alcanzar las finales y convertirse en el mejor diseñador o diseñadora de la temporada.

Primero hubo que develar el voto secreto de Fabián Zitta. Se necesitaban al menos 73 puntos para quedarse en el taller. Y así le fue a cada uno:

No alcanzaron la meta:

  • Ignacio: 65 puntos más 4 del voto secreto = total de 69
  • Ingrid: 65 más 6 = 71
  • Graciela: 68 más 4 = 72
  • Fernando: 68 más 4 = 72

Los que se salvaron del duelo:

  • Matías: 75 más 7 = 82
  • Melisa: 72 más 6 = 78
  • Celeste: 69 más 6 = 75
  • Luisa: 68 más 5 = 73

El desafío de pre-eliminación tuvo que ver con Carolina Herrera: hubo que transformar dos abrigos en una prenda relacionada con el universo de la famosa diseñadora. Y ahí, el que más se destacó fue Fernando, primer salvado del cuarteto. “Se nota que lo pensaste bien, y el resultado fue muy bueno”, lo elogió Vero de la Canal. El jurado se tomó un tiempo para elegir a otro concursante, y fue Graciela la beneficiada. Así, Ingrid e Ignacio, grandes compañeros dentro y fuera del taller, debieron enfrentarse en el desafío de eliminación.

El duelo final tuvo como tema el de la “cantina italiana”. Con diversos utensilios (vasos, banderines, pasta, manteles) propios de la cantina, los participantes debieron cubrir a sus respectivas modelos para la clásica portada. Ambos se esmeraron, pero Ingrid sacó una luz de ventaja sobre Ignacio. “Es muy feo que él se tenga que ir… Es mi amigo, compartimos todo… Estoy feliz de quedarme, pero a la vez es horrible”, lloró Ingrid.

“Me llevo mucho de acá: aprendizaje, amistad, cariño… Es increíble este lugar, una locura”, comentó Ignacio, de 35 años. Estudió diseño con Roberto Piazza, se destaca trabajando con vestuarios para comparsas de carnaval y sueña con tener su propia marca. Por el talento mostrado en estos meses, no hay dudas de que seguramente lo conseguirá.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *