Que sea como ayer

El Gran hermano de los realitys abrirá sus puertas por segunda vez en América. La sola sensación televisiva provoca una vez más la necesidad de abrir los ojos las 24 hs a través de una pantalla que se despierta cada día más de la mano de la actualidad. Sin embargo, el formato mundial se quedó en Argentina para pedir revancha, y toda la programación se alineará al ruido que se escuche desde la casa.

editgh2016

Francisco Delgado, Braian Lancelotta, Marian Farjat, Matías Schank, Mariano Berón, María Paz Delgado y Belen Etchart son algunos de los nombres que más marcaron a fuego el juego que se propuso alimentar a los hermanitos más afuera que adentro del aislamiento en su versión 2015.

El desafío pasará este año por sorprender al redoblar la apuesta. El formato aprobado en todas sus ediciones por Telefe, superó las expectativas de América, encendió las luces del canal y buscará sumar “hermanitos” que provoquen el interés necesario para que la casa no deje de latir.

A los que estén dentro se les sumará el empujón de la grilla, dispuesto a volver a armar el frente “todo terreno” de América. Desde Desayuno Americano a Animales sueltos estarán sujetos a lo que pase puertas adentro con los nuevos jugadores. El acento se pondrá en inflar la tranquila casa que tiene como objetivo seducir de la mañana a la noche, desde los rincones donde se esconden las cámaras.

Jorge Rial a cargo de las galas, Pamela David en los debates y Endemol al mando, sostienen la primera parte del formato que llegó para quedarse dentro de las instalaciones del canal que entiende del “vivo”, el mismo que desde hoy volverá a convivir con nuevos aspirantes a la fama.

Una vez más, el canal buscará la diferencia solida que le generó la decisión de animarse a albergar un gigante como Gran hermano. La versión 2016 genera tantas dudas como intrigas, pero lo peor ya pasó, tras un 2015 tan criticado y admirado como funcional al show.

Los números volverán a hablar, la casa volverá a ser habitada, y el desafío ahora pasará por conquistar rápido a los fanáticos del formato con las nuevas personalidades, o conformarse con obligarse a sobrevivir junto a ellos.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *