Un festejo cargado de historias

Con un presente que cuenta con el éxito de ATAV y proyectos internacionales en carpeta, Pol-ka cumple 25 años de una historia que marcó a la ficción nacional.

De la mano de lo que fue Poliladron, Pol-ka comenzó su exitoso camino en la industria. A partir de diferentes géneros y distintos registros, la productora demostró su calidad tanto en tiras y miniseries, como en unitarios.
Con el reconocimiento del público y de la crítica especializada, aparecen entre sus producciones más recordadas éxitos como Verdad consecuencia, Gasoleros, Vulnerables, Campeones de la vida, Son amores y Culpables. En esta extensa lista también se pueden incluir a Soy gitano, Padre coraje, Mujeres asesinas, Valientes, Tratame bien, El puntero, Farsantes y Guapas. Costumbrismo, comedia, drama, acción y culebrones forman parte de un abanico tan amplio como atractivo.

Adaptándose a la actualidad de la TV y a los cambios en los consumos audiovisuales, Pol-ka comenzó a apostar por las coproducciones en los últimos años. La fragilidad de los cuerpos, El jardín de bronce, El maestro, El Lobista y Otros pecados son claros ejemplos, exhibidos en múltiples ventanas.

Tras el éxito de Las Estrellas, este año la productora volvió a dar en la tecla con la llegada de Argentina, Tierra de amor y venganza. A la espera del estreno de El Tigre Verón, avanza la producción de Puerta siete para Netflix. También a nivel internacional, Pol-ka trabaja en lo que será El cielo a tiros, su primer proyecto producido íntegramente fuera de Argentina. El reciente acuerdo con Warner Bros para la realización de una miniserie también aparece entre las novedades de la empresa comandada por Adrián Suar. Lo cierto es que Pol-ka festeja su cuarto de siglo con la certeza de su vigencia y las expectativas de seguir ampliando su huella dentro de la industria.

 

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *