“Vamos a transmitir alegría”

Antes de estrenar el magazine de la mañana el lunes 13 de junio a las 9.30 hs. por la pantalla de telefe, Georgina Barbarossa habló de sus expectativas, de la competencia y de cómo será A la Barbarossa.

¿Qué se siente volver a la conducción después de 20 años ?

Una felicidad, estoy muy contenta. Me siento útil de decirle a la gente que se puede. Me parece que volver a conducir es un regalo que me hace telefe y que hayan confiado en mí tanto Pendino como Turovelzky.

¿Por qué hay que mirar A la Barbarossa?

Porque van  a ser felices, lo van a pasar muy bien, porque telefe me da esta posibilidad de abrir la puerta y ponerme a jugar y hacer lo que se me da la gana, entonces tengo esta libertad con un equipo que ya está formado por Paulo Kablan, Analía Franchín, Noelia Antonelli, Nancy Pazos, Rodrigo Cascón y Robertito Funes. Creo que es muy importante a la mañana decirle a la gente levantate que se puede, que a pesar de todo la vida es maravillosa. Entonces la vida me da esta oportunidad y me da a mí una alegría a mí infinita de sentirme útil, de tener otra persona que sea tu interlocutor para que te escuche porque la gente también va a participar y va a jugar, porque hay mucha gente que vive sola y necesitan que la escuchen o que le hagan compañia. Yo creo que va a estar bueno.

¿Cómo es trabajar con un equipo ya armado?

Para mí es un honor, porque todos cambiaron los horarios de sus trabajos para quedarse conmigo a la mañana, y para ellos fue una complicación. Además, yo ya había trabajado con ellos las veces que la reemplace a Flor y me llevo brutal y me siento también contenida por un equipo que trabaja hace tiempo y juntos.

¿Cuál es la diferencia entre A la Barbarossa y el magazine Flor de equipo?

Va haber juegos, más alegría y le vamos a decir a la gente esto que ya te dije que se puede que a pesar de todo la vida es maravillosa.

¿Cómo vivís la competencia con Nosotros a la mañana?

Para mí la palabra competencia no existe porque no soy competitiva. Para mí cuando tenes alguien enfrente, porque si vos tenes enfrente alguien que es brutal, vos creces. Es decir a mí no me importa, porque yo no lo veo como competencia, son compañeros que están trabajando y que creo que cada uno de nosotros va a dar lo mejor de sí para poder hacer con pasión lo que cada uno sabe hacer.